COSLÚDIC

En qué consiste

Espacio grupal de libre expresión corporal para moverse, jugar, explorar, fluir y regalarse un tiempo para descubrir y restablecer la actitud lúdica como proceso transformador, sanador y activador del potencial humano. 

Basado en el Sistema Ludocorporal de la Escuela Enrique Aguilar el trabajo se centra en un conjunto de herramientas de autoconocimiento que utiliza 4 movimientos: el lúdico, el afectivo, el espontaneo y el trance-creativo con el objetivo de sacar y despertar lo que las personas llevan dentro en potencia: su creatividad, sus talentos y potenciales, la alegría esencial, la autenticidad, el auto cuido, la belleza, la sabiduría interna, etc. y facilitar de esta manera la libertad expresiva en las dinámicas lúdicas que transportan a los adultos al estado de juego.

A través del proceso vivencial se integra el trabajo cuerpo-emoción-mente que permite  la conexión con la esencia y el potencial humano. 

La metodología se desarrolla en 3 pilares:

  • El JUEGO CORPORAL EXPRESIVO como herramienta de movimiento corporal expresivo y lúdico para el desbloqueo corporal y emocional, el desarrollo de la actitud lúdica/creativa y el estado de apertura que trae la alegría esencial.
  • Los RETOS CREATIVOS a través de las metáforas, el cuerpo y el arte para romper límites, activar el potencial creativo y la inteligencia intuitiva y explorar nuevas oportunidades de autoconocimiento.
  • Las DERIVAS MUSICALES une la expresión libre y el centramiento corporal guiado por la música para la activación de los centros de energía y las distintas inteligencias como la corporal, la afectiva, la mental y la energética, y catalizar conexiones profundas con el ser esencial.
  • “Es jugando donde disfrutamos del proceso de vivir y donde podemos encontrar el camino para saber quiénes somos”.

    A quién va dirigido

    A toda persona que desee participar en un espacio para moverse, expresar, jugar, entrar en contacto con su cuerpo y su corazón, despertar y activar sus potenciales y capacidades innatas y elevar la vibración junto a otras personas. 


    Qué te llevarás

    • El contacto con la plenitud y la alegría serena que produce vivir una experiencia de libertad profundamente sanadora.
    • El desbloqueo corporal, mental y emocional y el aumento de la vitalidad, la energía y la consciencia corporal.
    • La conexión con aspectos más elevados del Ser como la presencia, la belleza, la alegría esencial, etc.
    • El redescubrir la fuerza del entusiasmo y la motivación.
    • El despertar de nuestras capacidades innatas y potencial humano, energético, creativo y afectivo.
    • La recuperación de la agilidad y la movilidad.
    • El sentimiento de pertenencia y la cohesión con el grupo.
    • Reencontrarte contigo mism@ y con la libertad de ser, de expresarte y mostrarte al mundo tal y como eres, sin juicios ni miradas.

    12€ sesión

    (Grupo mínimo de 3 personas)

    Si ya tienes tu grupo y te gustaría realizar la actividad, no lo dudes! Contáctame y programamos día y hora. ;-)

    La Cellera de Ter

    Quinzenal:

    27 OCTUBRE 2021

    10 y 24 NOVIEMBRE 2021

    8 y 22 DICIEMBRE 2021

    1h 30min.


    629.104.629 

    Reservar plaza


    Más de información sobre el Sistema Ludocorporal

    LUDO: del latín “yo juego”, Corporal: referente al cuerpo, Ludocorporal: he venido a la vida a jugar con un cuerpo,  Jugar: explorar las posibilidades de la existencia por el placer de hacerlo

    El Sistema Ludocorporal es fruto de más de 30 años de experimentación de Enrique Aguilar Ferraz trabajando con el juego y métodos vivenciales en multitud de contextos (y en continuo proceso de investigación-acción articulado por la Escuela Enrique Aguilar. Más información en www.ludocorporal.com).

    La metodología con identidad propia bebe de fuentes como la Psicología Humanista y Transpersonal, la Terapia Gestalt, Terapias expresivas y pedagogías basadas en la educación para el Ser, la Neurociencia, meditaciones activas de Osho, y las influencias de Claudio Naranjo y Antonio Blay entre otros.

    Orientado principalmente a restablecer la actitud lúdica de los adultos, al desbloqueo corporal y emocional, a la ampliación de la consciencia, al trabajo y cohesión de grupos, a la activación del potencial personal, al autoconocimiento y desarrollo, a la conexión con los aspectos más elevados del Ser como la belleza, la presencia, la alegría esencial, etc. Explorar la propia potencialidad y despertar capacidades como la creatividad, el empoderamiento, la libertad interior, la empatía, la compasión, la comunión, la alegría, etc. para descubrir mis dones, aprendizajes, talentos y propósitos. Descubrirme y reconectarme.

    El Facilitador y Coach lúdico 

    El Coach Lúdico es un especialista en el arte de dinamizar grupos a través de la experiencia lúdica, comprendiendo la importancia que tiene en los adultos recuperar su espíritu lúdico, y que se respete el juego espontaneo de los niños y niñas.

    Su trabajo es ayudar a las personas a que recuperen su capacidad de gozar de la vida y redescubran la fuerza del entusiasmo y la motivación.

    Reconocer la importancia de los talentos genuinos de cada un@ y las diferencias, en vez de competir y negarlos.

    Disfrutar de los procesos y no simplemente centrarse en los resultados.

    Despertar la capacidad creativa de cada persona y recuperar el entusiasmo por explorar cosas nuevas en nuestra vida.

    Romper límites de nuestra zona de confort para descubrir nuevas áreas de interés y maneras de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás.. 

    El juego corporal expresivo 

    Jugar es ayudar a las personas a desarrollar la presencia, a conectar con el cuerpo, con las emociones, con los sentimientos en el momento presente. 

    La palabra juego quiere decir en latín “iocari”, que significa hacer cualquier cosa con alegría y gozo. Y es precisamente esta alegría el estado emocional que nos lleva al aprendizaje.

    En la edad infantil el juego tiene una importancia crucial en el desarrollo del niñ@. El niñ@ no separa juego de aprendizaje o de vida. Es el medio donde desarrolla sus habilidades cognitivas, sociales y motoras, además de ser la manera desde la cual se comunica con el mundo. Y el adulto funciona igual, pese a nuestra educación y sistema que nos aleja y separa del juego, el juego del aprendizaje, el aprendizaje lo asocia al sacrificio, a la competitividad, a la comparación con los otros, enterrando la creatividad y desconectándonos por completo de nuestra libertad, y en consecuencia, de nosotros mismos.

    Por lo tanto, lo natural seria respetar este mecanismo evolutivo hasta la edad adulta, ya que se trata de una cualidad humana innata en nuestro crecimiento y salud (tanto física como mental), perteneciente no solo a la especia humana, sino a la vida misma y a su propósito de elevar la consciencia.

    “Es jugando donde disfrutamos del proceso de vivir y donde podemos encontrar el camino para saber quiénes somos”.

    Al compartir la práctica con otras personas no solo desafiamos a nuestro cuerpo, sino que nos enfrentamos a retos más desafiantes y estimulantes multiplicando los beneficios, por ejemplo adquiriendo mayor adaptabilidad, cooperación, interpretación del lenguaje corporal y visual, mayor capacidad de reacción y anticipación, y por supuesto, mayor diversión!

    El juego es síntoma de salud. El niñ@ que juega es un niñ@ saludable, igual que el adulto que juega es un adulto sano. Por este motivo el juego es reconocido como un derecho en la infancia y una necesidad en los adultos!

    La actitud lúdica

    La actitud lúdica nace de un estado de confianza, el sustrato que alimenta las ganas de explorar la vida. Es un estado interior intrínseco en el Ser que nos permite descubrir nuestra propia creatividad y espontaneidad. El simple hecho de jugar por el disfrute de hacerlo. El placer por el placer que nos lleva a reconectar con la alegría profunda y la belleza como puerta de acceso hacia nuestros propósitos vitales.

    Restablecer la actitud lúdica-creativa en los adultos a través de la experimentación con el movimiento y el juego corporal para soltar el control, fluir, y aprender a disfrutar de la libertad y expresión del momento presente.

    Las actividades lúdicas funcionan como herramientas de desarrollo de estrategias sociales, donde aprendemos las reglas de convivencia básicas como la comunicación, la cooperación, y los límites sociales, además del impacto de las acciones en los demás. Dicho de otra manera; el juego nos permite acercarnos a realidades que no podríamos experimentar en otros contextos.

    “Restablecer la actitud lúdica en los adultos como proceso transformador, sanador y activador del potencial humano.”